Categorías

Fabricantes

Control de procesionaria en pinos

Categorias : alerta fitosanitaria , cipermetrina , fitosanitarios , insecticida , orugas , plagas

Información sobre el control de procesionaria:

La procesionaria es una plaga estacional que afecta a los pinos, que varía según las condiciones climatológicas puede desarrollarse a partir de octubre o más adelante. Puede provocar graves destrozos en pinares debilitando el arbol. Al hombre puede producirle alergias y graves urticarias así como a animales de compañía. Debe realizar un tratamiento mediante pulverización con insecticidas y retidada de bólsones.

procesionaria pino procesionaria pino

reconocimiento:

  La mariposa tiene una envergadura de 30 a 45 mm, correspondiente a las hembras las dimensiones más grandes. La coloración de las alas es gris ceniza, con tres líneas tenues de color negro en forma de zigzag, en las alas posteriores de color más blanquecino se detectan dos manchas pequeñas de color negro. La principal diferencia entre el macho y la hembra radica en las antenas y abdomen; en la hembra las antenas son filiformes y el abdomen robusto y en el macho son plumosas y el abdomen más delgado.

Detección y seguimiento:

La identificación de este parásito en estadio larvario, no puede confundirse con la de ningún otro insecto, ya que las larvas, que pasan por 5 estadios, viven de forma gregaria y, a partir del tercer estadio (finales de octubre a las zonas de montaña y finales de noviembre en las zonas cálidas), inician la formación típica de los nidos de color blanco en las copas de los pinos y cedros (ver foto 1). La formación completa y más grande de los nidos suele manifestarse de forma clara a partir de primeros de diciembre en las zonas pirenaicas y principios de enero en las zonas litorales. Durante este período es cuando tienen un mayor peligro para las personas sensibles a la exposición de los pelos urticantes.   Daños y problemática sanitaria: Este insecto, de manera natural, se encuentra en equilibrio en los bosques autóctonos del área mediterránea sobre todas las especies de pinos; en ocasiones, como consecuencia de condiciones climáticas o de actuaciones humanas, se suelen producir desequilibrios en los bosques naturales, que hacen necesario intervenir para reducir sus poblaciones, evitando así fuertes defoliaciones sin que debiliten los bosques afectados. Estas defoliaciones suelen ser intensas, sobre todo en las repoblaciones con especies foráneas, como el pino insigne (P.radiata) y el pino canario (Pinus canariensis). En ocasiones la procesionaria también puede afectar a cualquier especie de cedro. Uno de los problemas más grandes que crean estos insectos, desde el punto de vista de la salud humana, se debe a que las larvas, a partir del tercer estadio de desarrollo, disponen en el dorso de unos pliegos o sacos donde se esconden, agrupados, una gran cantidad de diminutos pelos urticantes de color naranja. Cuando se molestan las larvas o se mueven, se abren los sacos liberándose miles de pelos urticantes a la atmósfera que, si se ponen en contacto con la piel de las personas o animales, producen reacciones alérgicas (ver foto 3 ). Si se detecta esta sintomatología se recomienda acudir al médico de cabecera para que administre el tipo de antihistamínico más adecuado.

Ciclo Biológico:

El nacimiento de las mariposas tiene lugar durante los meses de julio a septiembre, periodo durante el cual realizan las puestas sobre las agujas de los pinos. En general cada hembra suele realizar una puesta que, dependiendo de la especie de pino, oscila entre 190 a 320 huevos. Al cabo de unas cinco semanas de realizar la puesta nacen las larvas pequeñas, con un comportamiento gregario, son de color verde y se alimentan de las hojas más cercanas al punto de puesta. Las larvas se mueven de un lugar a otro del árbol para alimentarse. Con la llegada del frío, forman un nido con pelos sedosos de color blanco, que colocan en la parte más soleada del árbol. Hacia los meses de febrero, marzo y abril las larvas abandonan el nido bajando al suelo y formando las típicas procesiones de enterramiento (ver foto 2), donde se transforman en crisálidas; una vez enterradas suelen entrar en una diapausa o parada de desarrollo, lo que origina que, de un mismo entierro, salgan las mariposas durante los tres años siguientes. Por ello, aunque este parásito tiene un ciclo anual, esto se tendrá en cuenta a la hora de planificar la estrategia de control.  

Cuadro resumen:

 

MESENEROFEBREROMARZOABRILMAYOJUNIOJULIOAGOSTOSEPTIEMBREOCTUBRENOVIEMBREDICIEMBRE
ESTADO L L L X P D A H L L L L
LUGAR Ramas Ramas Ramas Suelo Suelo Aire Ramas Ramas Ramas Ramas Ramas Ramas

Significado siglas:

  • A : Adultos.
  • H : Huevos.
  • L : Larvas u orugas (Pueden diferenciarse fases larvarias mediante el uso de números: 1L, 2L, 3L,...nL).
  • P : Pupas o crisálidas.
  • D : Diapausa.
  • X : Enterrado o protegido.

 

Métodos de control:

Tratamientos químicos:

Los tratamientos con productos químicos se pueden realizar directamente a la bolsa cuando los pinos tienen una altura de 2-3 metros o pulverizando todo el árbol si éste ya tiene una altura importante. 

Tratamientos mecánicos:

Quema y tala de zonas afectadas.  

Tratamientos con lucha biológica:

Potenciar la presencia de aves y depredadores insectívoros. En el caso de aves se aconseja la colocación de nidos.    

Listado de insecticidas químicos que combaten plaga de procesionaria:

(Ficha con instrucciones de uso haciendo click en el producto)

Compartir este contenido